REINVENTARSE

Si estuvieras libre de todo temor, ¿sabes lo que ocurriría? Harías exactamente lo que quieres hacer

J. Krishnamurti

Según un estudio realizado por los investigadores Carl Benedikt y Michael Osborne de la Universidad de Oxford asegura que casi la mitad de las profesiones, concretamente un 47% de ellas, en 20 años pasarán a ser desarrolladas por robots o simplemente desaparecerán.

Más allá de la discusión que puede traer, cierto es, que estamos ante un paradigma laboral de bastante incertidumbre que nos empuja a reinventarnos continuamente.

Es el momento de parar y reflexionar, anticipar oportunidades y sobre todo hacer cosas diferentes. Reinventarse a uno mismo, no es convertirse en alguien diferente sino en adentrarse en un proceso de exploración interior hacia lo que somos en esencia y poner nuestra mejor versión al servicio de los demás.

Es un despertar que nos permite reorientar nuestra forma de vivir, de percibir las cosas, de comprendernos mejor para dejar de juzgarnos y poder aceptarnos. Es entonces, cuando podremos mejorar y establecer un rumbo hacia lo que de verdad es importante para nosotros.

Creo que todas las personas en algún momento de la vida, más tarde o más temprano tienden a preguntarse por las cosas que harían si tuvieran el suficiente coraje. Y es que no es más que eso, de tener la suficiente valentía de reconocer las necesidades vitales de uno mismo e intentar satisfacerlas, sin embargo, nos han educado en satisfacer las necesidades de los demás y en conseguir sonrisas y aplausos, para sentirnos partes del grupo. Nos han enseñado a dar esperando recibir ,lo que nos ha llevado a una cultura del apego y de la dependencia emocional que nos impide, en muchas ocasiones, hacer lo que realmente deseamos.

Algo es seguro, nunca es tarde, o como diría el mago Gandalf “Un mago nunca llega tarde ni pronto, llega exactamente cuando se lo propone”

¿Y por qué no empezar hoy? Debemos de pasar ya de la reflexión a la acción. Pensarlo es el primer paso pero luego si no se lleva a cabo no es más que caldo de frustaciones y lamentaciones. 


RECETA

  • Propósito → Si no persigues un objetivo claro, estarás deambulando en lugar de21637937_m “reinventándote”. Se concreto con lo que quieres, “ser feliz” es algo que todos queremos, pero identifica qué es lo que te hace feliz y qué es lo que puedes hacer que esté en tus manos.
  • Experimenta y evalúa→ A veces no hay que esperar a que la vocación o la pasión llegue sino que hay que provocarla, y la mejor manera es probando cosas nuevas. El ser humano se pude apasionar casi por cualquier cosa que le ponga ilusión. Y sino te va bien, acéptalo y prueba otra cosa.
  • Pequeños pasos → Márcate pequeñas metas que sepas que puedas cumplir, y que te animen a dar el siguiente paso. 
  • No excusas → Excusas tenemos miles, “no tengo tiempo”, “no sé por donde empezar”, “No sé lo suficiente” “Empiezo el lunes” ¿Quién no tiene cinco minutos al día para dedicarle a algo que le gusta? 
  • Foco → Mantén el foco en tus objetivos. Las cosas que hagas te tienen que acercar hacia esa meta. La pregunta para qué, te puede ayudar a discernir lo importante de lo que no lo es tanto.
  • Competencias vs tílulos → Menos cursos y títulos y más acción. Somos adictos a los cursos y talleres y los devoramos como si eso significara ser más capaz. Tener más cursos no te asegura mejores trabajos. Habilidades como la empatía o la resiliencia hoy en día son más importantes que el curriculum.
  • Asedia tu cerebro → Bombardea tu cerebro de información sobre aquello que deseas alcanzar. Lee libros, asiste a conferencias, escucha audiolibros, suscríbete a blogs, sigue otros modelos de reinvenciones.
  • Sal y queda con gente → Más conocido como “networking”. Quedarte en casa no ayuda a mucho al cambio, está demostrado que si tienes una buena red de contactos te será más fácil conseguir tus objetivos. Asiste a comidas, reúnete con gente que te pueda ayudar, obtén perspectivas diferentes, habla de lo que estás haciendo. Te permitirá estar en la mente de los demás.
  • Persevera → No siempre te será fácil. Te irán apareciendo piedras en el camino que pondrán a prueba tu paciencia y tu resistencia. La clave está en insistir, lo que llamo ponerse en “modo madre”, recuerda que las madres conseguían que hiciéramos las cosas más por insistencia que por otra razón.

Trabaja en lo que puedas pero no dejes de buscar lo que quieres, aunque sea un minuto al día

Alfonso Alcántara


LIBROS RECOMENDADOS

  • #Superprofesional – Alfonso Alcántara
  • Vivir sin jefe – Sergio Fernández

Tags

top