El amor deja salir lo que el miedo hizo entrar

La perfección no se alcanza cuando no hay nada más que añadir, sino cuando no hay nada más que quitar

Antoine de Saint Exupéry
 

La vida es un camino de simplificación. A medida que avanzamos nos vamos quitando capas.Y en ese camino hacia lo sencillo solo hay un atajo, el amor.

El amor deja salir lo que el miedo hizo entrar. Nos deshacemos de lo añadido (las expectativas) y nos quedamos con lo valeroso (el momento presente). Ese simple acto es lo que nos acerca a vivir como valientes. Hacer de nuestro presente una prioridad y del futuro una consecuencia de nuestros actos de amor. Toca quitarse el traje de las excusas que solo nos lleva por tierra de cobardes y mostrarnos tal cual somos.

Nacimos vulnerables. Pasamos de la comodidad del interior a la vulnerabilidad del exterior, entre llantos y lloros, en un trayecto guiado por la luz para comenzar la aventura de la vida. Ahí reside nuestra guía, solo hay que repetir los mismos pasos. Y es que no hay mayor acto de valentía que el mostrarse vulnerable.  Y la única forma de sanar esas heridas que nos impedían mirar hacia delante. Hemos de reconocer que somos perfectamente imperfectos y entonces tomar esa decisión que cambiará nuestra vida. Empezar a vivir desde el amor.
 
 

Somos perfectamente imperfectos



 
Vivir en el amor debería ser EL PROPÓSITO de todas las personas, empresas y organizaciones. Otra meta que no sea a través del afecto no es más que otra estrategia que te aleja de tu felicidad y de la de los demás.
 
Así que si estás pensando en acometer un cambio que nace del amor, siempre es el momento idóneo.  Por muy insensato que parezca y por muy nobles consejos que recibas, es la única manera de aprender ciertas enseñanzas vitales que de otra forma nunca aprenderías. Y si te tienes que equivocar, hazlo siguiendo a tu corazón y no a lo que se supone o se espera de ti. Porque comprenderás que si lo haces desde el amor no hay acierto ni fallo sino aprendizajes para una vida más honesta y auténtica.
 
Y levantarte cada día se convertirá en una aventura llena de nuevas oportunidades para relacionase y de ser curioso con el mundo. De perdonarse a sí mismo y perdonar. De tener esa conversación pendiente que te impide avanzar. Y de ir encajando en el puzle de tu vida todas esas piezas que antes parecían estropeadas y desperdigadas. 
 
Mucha parte de nuestra vida la pasamos en el miedo, a veces, incluso toda la vida, tomando decisiones con el único objetivo de vivir más años y de evitar sufrir. Olvidándonos que existe otra forma de vivir, llena de valentía y pasión que puede que nos deje más cicatrices pero por contra nos hará sentirnos más vivos.  

Y tú ¿preferirías vivir veinte años llenos de amor u ochenta llenos de miedo? Yo lo tengo claro. Porque la vida no entiende de años, ni es más sabio el más viejo sino el que con más coraje haya vivido.
 

No hay brújula tan certera como la del corazón ni sendero más firme que el del amor

Molowny
 
 

2 comments

  • Qué gran verdad Molowny!! Muy muy bueno, estoy totalmente de acuerdo. Enhorabuena por lo que haces y gracias crack!
    Un abrazo fuerte.

    • Hola Gonzalo! Que bueno leerte y sentirte por aquí. Mil gracias a ti por sentir ese empujón desde Madrid. Espero poder hablar contigo pronto para intercambiar conversaciones. Un abrazo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top