Ama tus rarezas

Aprendiz de mucho y maestro de nada

Refrán

Soy de esas personas que he necesitado ayuda en más de una ocasión. Suelo perder el rumbo dos o tres veces al día y cuando consigo que algo me apasione, al tiempo va perdiendo fuerza y pasa a engrosar el estante de mis reliquias de casi lo consigo.

Me frustraba la idea de no apostarlo todo a una. Parecía que vivía a medias queriendo formar parte de todo sin querer ser solo una parte.

Acepté que me convertí en una persona exploradora. Y que lo que me gustaba era aprender de todo lo que la vida me brindaba sin necesidad de encasillarme. Porque parece que vienes a este mundo a formar parte de una casilla y si no te acoplas te quedas fuera de la partida.

Perdonen que no pueda.

Mi parte que lucha por encajar con los demás ha dominado mis impulsos por mucho tiempo. Tratando de encajar en lo normal, escondí mis rarezas en un cuarto muy oscuro dentro del olvido.

De pronto, me convertí en un ser camaleónico. Capaz de adaptarme a cualquier situación o persona, permitiéndome encajar allá por donde fuera. La vida me sonreía, la popularidad subía y todo parecía que tenía sentido.

Por contra, algo de mí no se sentía a gusto del todo. Sentía envidia por ciertas personas, criticaba a otras y afiné mi humor para hacer de la ironía una forma divertida de placar mis rarezas y caminar por el mundo. El humor era mi compañero, fue mi primera apuesta de verdad.

Sin embargo, descubrí que no era sino otra forma de canalizar mi rabia más profunda y aunque por mucho que pareciera ayudarme aquel sentimiento de vacío se hacía cada vez mayor. Sentía que no podía abandonar la fe en mí por las inmensas corrientes nihilistas que la sociedad te ofrecía en bandeja de plata. Algo tenía que hacer.

Y ahí estaba yo, formando parte del camino normal, ese que permite acoplarte pero por contrapartida te devuelve emociones contradictorias.

Así que seguí explorando.

Encontré en las diferentes ramas humanísticas ciertas respuestas y algunas nuevas preguntas. Fui capaz de mirarme a un espejo con honestidad y decirme “mira en quién te has convertido por querer ser diferente a ti”. Y es que en esa lucha por tratar de ser diferente nos convertimos en seres idénticos. Olvidando que en nuestras rarezas reside nuestra auténtica diferencia, nuestras verdaderas fortalezas,

Parece que el mundo está preparado para que cojas un solo camino a una determinada edad en la que normalmente somos grandes inmaduros emocionales. Desviarte, explorar otras disciplinas o equivocarte es algo que con el tiempo cada vez se hace más difícil. Muchos vivimos queriendo dar ese salto, pero cuando miramos a nuestro alrededor y vemos críticas, prejuicios, ironías y desconfianza la opción de optar por el contenido de la bandeja de plata vuelve a resurgir con fuerza. Porque repito, en ocasiones, necesito de ciertos empujones para poder dar el salto.

Igual hay personas que tienen muy claras las cosas y porqué suceden. Otras como yo, no lo tenemos muy claro y nos gusta seguir explorando porque dentro de nosotros hay un ser en busca de sentido. Y si no lo hemos encontrado lo seguiremos haciendo.

Al final la decisión es una. Y es tomar aquella que nace del amor de tus rarezas, de lo que vibra dentro de ti. Porque cuando ya has probado una vida desabrida donde la rabia, la envidia y el humor nihilista es el día a día solo te queda probar qué hay al otro lado. Dejándote seducir por el amor, la amabilidad, el respeto y la admiración que lo raro desprende.

 

Ama tus rarezas porque es ahí donde empieza tu verdadera vida y los demás que opinen desde su(b) normalidad

Anímate a comentar o compartir.
Me ayuda a crecer y a mejorar.
Sígueme en facebook o twitter o instagram

6 comments

  • Muy buen artículo, me ha encantado.

    • Gracias Yessenia! Ha sido difícil escribir esto pero también ha servido como desahogo. Un abrazo.

  • Gracias por compartir vivencias que hacen de reflejo con las mías. Eres como un espejo.
    Gracias, porque te he conocido, te conozco y espero seguir conociéndote. Y este post es todo un “desnudarte”… Para mi, por lo menos, es así.

    • Gracias a ti Fel por esa honestidad que siempre me has ofrecido. Eres de esas personas especiales que pasan por la vida de uno, así que hay que aprovecharte!! Un abrazo y a seguir conociéndonos.

  • He encontrado tu página de Facebook enlazada de otra web y, por consiguiente, este blog. Sólo decirte que me has desnudado el alma. Me he sentido tal cual durante muchos años tal y como has descrito en esta entrada. Es una pena que tardemos tanto tiempo en darnos cuenta de que en nuestra rareza existe algo tan verdadero como la esencia que realmente nos identifica. Qué casualidad más bonita y gracias por publicar estas reflexiones. Un placer leerte.

    • Hola Powmirage!! gracias a ti por compartir tus sensaciones. Es verdad que a veces la vida parece que va al revés y hasta que no te pierdes no inicias el camino de vuelta hacia ti. Pero bueno, es maravilloso cuando uno es consciente, da igual el momento o la edad. Recemos porque la educación poco a poco vaya mejorando en ese aspecto y nos enseñen más a sentir y darnos cuenta de lo que somos y no a perdernos entre libros y teorías. Un fuerte abrazo y eres muy bienvenid@ a este espacio.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top